Entrevista a Nerea Lorenzo Casado, autora de su poemario ‘AmárRamé’

nerea lorenzo casado

 

Tu primer libro publicado: ‘AmárRamé’ tiene un título sugerente, cuéntanos la historia que hay detrás de ese título.

La verdad que no me gusta dejar nada al azar. A primera vista puede parecer una única palabra, hasta que caes en la cuenta de que tiene dos tildes. Esto se debe a que es la unión de dos palabras. “Amar” y “Ramé”. Amar porque creo que es lo que mueve el mundo, para mi el amor es lo mas grande y no hablo del amor romántico, sino del amor en su sentido más amplio. Y ramé es una palabra de origen balinés que se refiere a algo que es caótico pero hermoso al mismo tiempo, y creo que así es la vida, un caos precioso. Al unir estas dos palabras se forma “Amárrame”, sinónimo de sujétame, y es de lo que trata el libro, un grito de ayuda, de que alguien te de su mano y te sostenga aquí en el mundo, en la vida. Que haga que te quedes, que luches.

En él hay poemas que te desgarran por dentro, ¿en qué situaciones de tu vida los escribiste?

Amo la vida, pero para mí es desgarradora prácticamente a diario. Hay poemas escritos en el autobús, en la cafetería, en el hospital (mientras estuve ingresada), en mi cuarto después de darme el alta… escribir forma parte de mi vida diaria, de mi rutina. Hay algunos poemas que incluso están escritos por la noche en mi cabeza justo antes de dormir y los paso a papel a la mañana siguiente. No hay una situación concreta que me haga escribir, simplemente lo hago, porque como digo, mi vida es una lucha continua que me rompe un poco cada día, así que cualquier excusa es buena para coger papel y lápiz.

¿Consideras la literatura ya parte de ti, de tu esencia, algo que te define?

Totalmente. Gracias a la literatura puedo sacar todo lo que tengo dentro. A la hora de hablar me bloqueo, se me hace un nudo en la garganta y no puedo articular palabra. Sin embargo, gracias a la escritura puedo expresar todo lo que siento. La literatura me deja ser como soy realmente. Romántica, filosófica, reflexiva, soñadora… Todas las cosas que, por tema de tiempo, no puedo ser en mi rutina diaria.

Eres muy joven, tienes 22 años y ya has podido llevarte algún que otro galardón en concursos literarios de tu ciudad, Torrejón de Ardoz, ¿cuál sería tu sueño a alcanzar en cuanto a lo que la literatura se refiere?

La verdad que jamás pensé que llegaría a publicar algo así que en cierto modo mi sueño ya se ha hecho realidad. Y podría decir que mi sueño sería alcanzar la fama y ser una escritora conocida y exitosa. Sin embargo, mi verdadero sueño es que la fama lo alcancen mis libros, el mensaje que transmito, y con ello ayudar a algunas personas a sentirse comprendidas, menos solas. Y también enseñarles a otros que mi enfermedad (TCA) no es para nada tan superficial como se cree. Y creo que eso también está sucediendo así que, aunque me siento muy agradecida por los galardones, me hace inmensamente mucho mas feliz los mensajes que recibo de agradecimiento de algunos lectores.

Estudias psicología… ¿consideras la escritura una buena terapia?

Desde luego que sí, pero sólo para la gente que se siente cómoda escribiendo. Creo que una buena terapia es aquella que se adapta a cada persona. En mi opinión el arte en general es una maravillosa vía de escape. Pero por ejemplo, mientras que a mi me ayuda escribir, si me dan un lienzo y pinturas no se que hacer. Sin embargo hay gente que se expresa mejor mediante el dibujo. O mediante el baile, mediante la música… para mi la literatura es una buena terapia a nivel personal, pero en mi opinión no hay que imponerla a todos, cada persona somos un mundo y lo que puede ayudar a uno puede ser inútil para otro. Las terapias tienen que ser flexibles y adaptarse a cada paciente de manera que él se encuentre lo mas cómodo posible.

¿Qué mensaje pretendes hacer llegar a los lectores de tu libro?

Por una parte, pretendo que todos puedan encontrar sentimientos olvidados, perdidos o desconocidos. Poner palabras a cosas que todos sentimos, pero no siempre encontramos las palabras para expresarlo. Y, por otra parte, pretendo que la gente comprenda que los trastornos mentales van mucho más allá de los tópicos. Que no son tonterías y que tienen un trasfondo más profundo de lo que se cree. Eliminar estigmas, y hacer que las personas que padecen algún trastorno dejen de sentirse avergonzados.

¿Qué escritores tienes como referentes?

José Ángel Buesa y su poema “Ella amará a otro hombre” son los responsables de que me enganchase a la poesía. Después vino Benedetti, con su romanticismo y delicadeza. Gabriel García Márquez, que, a pesar de no ser poeta, tiene una manera de contar las cosas que hace que sientas lo que sienten los personajes, te convierte en uno de ellos. Pablo Neruda, otro romántico. Más tarde llegó Loreto Sesma con su poema “Huesos” con el que me identifiqué desde el segundo uno, y escuché en bucle durante días, David Martínez, Pablo Benavente, Escandar Alget, Albert Espinosa, César Brandon, Paulo Cohelo, y Jorge Bucay. Seguro que se me queda alguno en el tintero porque cada libro que leo es una inspiración para mí, pero estos son los que mas tengo siempre en mente.

¿Veremos en un futuro una nueva obra tuya publicada?

Me gustaría pensar que sí. De hecho, ya tengo una obra entera terminada, y otra en proceso. Cada una es distinta a la anterior, y me desafío a mi misma con diferentes temas y registros. Pero de momento quiero que AmárRamé coja fuerza y llegue lo más lejos que pueda pues creo que por mucho que escriba, el mensaje más importante que quiero transmitir al mundo se encuentra en él.

Anuncios

Entrevista a Santiago González Torrejón, autor del reciente libro: ‘El sueño de Gark’

El sueño de Gark

 

¿Qué significa para ti la literatura?

Para mí la literatura es una forma de expresión artística, es ese método telepático y atemporal para mostrar sentimientos a la humanidad.

 

Dime algunos títulos de libros que te hayan marcado a lo largo de tu vida.

La fontana de Oro de Galdós, La regenta de Clarín, 1984 de Orwell, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, y el que estoy leyendo en estos momentos: Zen en el arte de escribir de Ray Bradbury.

 

Tienes dos novelas publicadas: ‘Serendipias’ y ‘El sueño de Gark’, ¿qué te motivó a escribir ambas novelas?

En ‘Serendipias’ quise hacer una crítica del ser humano bajo un prisma distinto, para ello ideé una ficción que lo sustentara, mientras que en ‘El sueño de Gark’ es una advertencia sobre los peligros de nuestra sociedad en relación a un futuro en las redes sociales y los algoritmos de búsqueda.

 

¿Habrá una tercera? En caso de que sí, ¿nos puedes decir un adelanto?

Hay una tercera, sí. Se trata de una ucronía, una ficción en la historia de España ambientada en 1959.

 

Además del género de Ciencia Ficción ¿te animas con otros géneros literarios?

Me atrae la fantasía, sin embargo, considero que, aunque mis obras están ambientadas en mundos ficticios, lo que quiero mostrar son otras formas de entender la vida, y llevar al lector a una reflexión sobre el futuro como sociedad.

 

Eres madrileño, estudiaste en la Universidad Complutense de Madrid y ahora estás afincado en A Coruña con tu familia, ¿qué carrera estudiaste y cómo compatibilizas tu trabajo con el arte de la escritura?

Cursé mi carrera en la Facultad de Estadística. Llevo más de veinte años trabajando para una empresa de telecomunicaciones en todo lo relacionado a estudios de mercado, planes de negocio y control de gestión, pero no todo son números, ahora me gustan más las letras.

Escribo todos los días. Para mí es una actividad divertida, que me llena como persona, también es una serendipia (un hallazgo inesperado) pues nunca pensé que este iba a ser mi destino, y sin embargo ahora ya no puedo vivir sin escribir.

 

santiago gonzález torrejón1

 

 

Entrevista a Javier Sánchez Carranza, escritor de ‘Sobre el desierto, las mandarinas’

javier sánchez carranza

 

 

Sobre el desierto, las mandarinas– Usted ha estudiado ingeniería industrial y dirección de empresas, ¿a qué se dedica actualmente?

Trabajo en el mundo corporativo, para una empresa transnacional en el rubro de alimentos y bebidas.

 

– Comenzó a escribir en 2014 habiendo estudiado en la escuela de escritores de Madrid y en el laboratorio de escritura de Barcelona, ¿qué le animó a lanzarse al bello arte de la escritura?

La inclinación a la escritura es algo que se lleva en los huesos, solo que a algunos nos toma más tiempo que a otros darnos cuenta que tenemos la enfermedad, y a partir de ese día nada vuelve a ser igual. Como algún día escribí: Uno no escoge la vida que le toca vivir, como tampoco escoge sus pasiones. Son éstas las que nos eligen sin derecho a réplica, privándonos de nuestra libertad, y condenándonos a una búsqueda insaciable y perpetua.

 

– Nacido en Ciudad de México, ha vivido en México, algunos países de Centroamérica y en Asia… y actualmente se encuentra viviendo en Argentina, ¿qué es lo que le mueve a cambiar de hogar por todo el mundo?

Mi trabajo me ha dado el privilegio de conocer diversas latitudes y culturas, lo cual se ha convertido en parte fundamental de quién soy y de mi forma de ver la vida. Con el tiempo, uno aprende que no hay lugar perfecto, que todos los lugares tienen cosas buenas y malas, que es cuestión de dejar a un lado el duelo por el pasado y aprovechar sin prejuicios lo que tenemos enfrente. Esta misma trayectoria me ha permitido constatar que la naturaleza humana es la misma, y que en cualquier lugar, si uno mira con ojos frescos, encuentra gente maravillosa, dispuesta a abrir su corazón.

 

– Los gritos que escucho en el silencio fue su primer libro, ¿muy significativo para usted?

Es significativo en cuanto a que fue mi primer paso hacia las fauces irremediables de la pasión por escribir.

 

– Acerca de su libro, ‘Sobre el desierto, las mandarinas’, ¿qué fue lo que le motivó a escribir tan magnífica novela?

Sobre el desierto, las mandarinas está inspirada en la vida de mi abuela paterna: una mujer adelantada a su época, que nos dejó un sinfín de anécdotas que llenaron las sobremesas de mi infancia. El estímulo por escribirla nace con el objetivo de que dichas anécdotas, aunque muchas de ellas modificadas y puestas en un contexto diferente, trascendieran a la siguiente generación familiar.

 

– Además de escritor usted es vegano, corredor empedernido y gusta de meditar; todas éstas prácticas muy actuales. ¿Eso le hace encontrarse con sus propios valores?

Correr y meditar me da la oportunidad de dedicar tiempo para estar conmigo mismo. Son aquellos momentos en los que me sacudo el estrés y me centro nuevamente en el presente, y a partir de los cuales mi creatividad se maximiza.

Ser vegano es una decisión que pasa más por poner mi grano de arena para la sustentabilidad del mundo en el que vivimos.  

 

– Es escritor y es padre, ¿cómo conjuga el tiempo para dedicarse a ambas tareas?

Soy padre, esposo, ejecutivo, saca-a-pasear-al-perro por las noches… Es la calidad y no la cantidad del tiempo que le dedicamos a lo que queremos. Es estar en un solo lugar a la vez, con el cien por cien de nuestra presencia. No ver televisión (porque hace tiempo que no enciendo una), ayuda.

 

– ¿Tiene algún futuro proyecto literario entre manos?

Actualmente estamos trabajando en la traducción al inglés de Sobre el desierto, las mandarinas, misma que esperamos que esté en el mercado durante el segundo semestre del año. En paralelo, estoy en el proceso de estructuración de mi segunda novela, la cual será una historia basada en la resiliencia humana y en la importancia de los vínculos emocionales a lo largo de nuestras vidas.

 

El sol y sus flores, de Rupi Kaur

rupi kaur libro

 

‘El sol y sus flores’ se trata del nuevo poemario de Rupi Kaur que vio la luz en 2017 por primera vez.
Debo decir que es una gozada disfrutar de su poesía clara y concisa. Rupi es capaz de expresar todo un mundo en cuatro versos. Es una escritora con un éxito internacional. En su nuevo libro habrá feminidad, amor a su familia, a su amante, a sí misma y a la vida. También expresará lo difícil que es vivir y lo importante que es luchar.
Hay mucha poesía que hace que sus versos bailen al son del ritmo de su lectura.
A su vez, sus textos poéticos están acompañados de ilustraciones de la propia autora.
Muy recomendable, yo lo he devorado en dos tardes.

 

“Podría ser cualquier cosa

del mundo

pero quise ser suya.”

Te lo dije todo

Para poema

 

Te lo canté,
te lo dije con la mirada
te lo escribí… Me mordí las ganas de besarte,
las veces que te soñé
y me fui.

Me fui porque no podía soportar
verte sabiendo
que nunca serías para mí.
Así que me marché
y ahora estoy dando tumbos
en zig zag a todas partes
intentando deshacerme estas ganas
de abrazarte toda mi vida.

Te lo repito:
‘Te lo dije todo’
y tú no podías disimular
que también te morías de ganas.

Entrevista a Mila Mendoza, autora de ‘Amacoy, fantasmas del viento’

He tenido la oportunidad de contactar con Milagros Mendoza y he podido realizarle algunas preguntas que expongo a continuación. Ella es la autora de su primer libro publicado: ‘Amacoy, fantasmas del viento’. 

Mila Mendoza

 


Cómo fueron tus inicios en el mundo de la escritura? Tengo entendido que desde niña comenzaste escribiendo poesía.

Sí, desde pequeña comencé  a escribir.  Me acuerdo que le escribía a mi  hermanita Martha las poesías que ella tenía que recitar en los actos del colegio, día de la madre, Navidad, etc.

Una decía así por cierto:

Hay gran revuelo en el cielo y una gran celebración,

los ángeles en tropeles alaban al niño Dios

Ha nacido ya el mesías, eso anuncia el nuevo día

y Serafines a coro cantan bellas melodías…”

Tendría yo 9 años mas o menos

Siempre inventaba cuentos, historias, canciones. Después hacia contrapunteo de poesía con mi padre. Cuando tuve a mis hijas les contaba unos cuentos fabulosos, por cierto ya estaba estudiando comunicación social en las noches en la Universidad  Católica Andrés Bello en Caracas y  a mis compañeras de estudios les fascinaba oír mis historias y me decían que las debía de escribir, no se a quién dormía si a mis niñas o a ellas..

 

Estudiaste periodismo en Caracas, ¿cómo ha sido tu vida profesional después de terminar tu carrera?

Estudie en la Universidad Católica Andrés Bello, UCAB. Y me gradué en el año 1976, en comunicación social, mención televisión.

Yo empecé a escribir en revistas, después hice pasantías en TV en varios programas. Comencé en el departamento de prensa   y trabajé desde reportera, jefe de redacción del noticiero del mediodía,  hasta  presentadora de las noticias, empecé al mediodía y seguí con la locución del noticiero estelar en la noche. Tuve varios  programas, aparte de las noticias… es largo de contar,  hasta que me contrataron el Telemundo, Florida, para hacer un programa  especial de entrevistas. Me ofrecieron trabajar en  CNN en español, como anchor woman, de las noticias,  pero por motivos familiares no me pude mudar Atlanta y lo rechacé.

Yo amaba  mi trabajo y fui feliz haciéndolo y creo que también fui exitosa.

 

Con ‘Amacoy, fantasmas del viento’ te estrenas como escritora, ¿qué te motivó a escribir este libro?

Yo no diría que me estreno como escritora, sino que por fin me decidí a publicar algo.

Amacoy, fantasmas del viento,  es parte de mis vivencias, hay mucho de mí en ese libro y sentí la necesidad de escribirlo, los fantasmas me perseguían en mis sueños. Lo escribí  quizás para mi, para mi familia,  o como un desahogo, una catarsis de muchas experiencias.

A lo mejor no lo hubiese publicado sino es por  el periodista argentino Mario Szichman, quien    me animó  hacerlo y me presentó a la editora  de sus libros la profesora Carmen Virginia Carrillo. Por cierto  Mario  escribió el prólogo de mi libro y su comentario en el blog un mes antes de morir. También mis amigas de siempre me animaron  mucho IMarie Nuñez, también escritora, y Jenny  Silva.

 

¿Cuál es tu libro favorito?

No hay uno específico, son muchos. Nunca me falta un libro de poesía en mi mesa de noche. Me fascina la poesía romántica. ¿Pero mi libro favorito? Son tantos, desde Kafka pasando por  casi todos los clásicos, autores latinoamericanos y  autores  españoles. Leo bastante.  Cuando compro un libro  es porque me atrae, me llama y  me quedo fascinada con el libro. En ese momento se convierte  en  mi favorito, no hay otro.

 

Viajas mucho por lo visto, ¿por motivos profesionales?

Si, me gusta viajar mucho, soy inquieta,  algunas veces  viajo por motivos profesionales porque trabajo con una empresa alemana y otras por placer. Mi hija Elvia me comparó con el viento del norte, dice que cuando sopla el viento yo me marcho.

 

¿Publicarás más libros en el futuro?

Sí, hay varios cocinándose. Uno de poesía que lo presentaré  el año que viene, si Dios quiere, en la Feria de Sevilla. Tengo uno de cuentos y dos novelas que debo de terminar.

 

Amacoy, fantasmas del viento

Amacoy, fantasmas del viento

 

Un mundo protegido por los Amacoy

Mía será protagonista de una novela fantástica, llena de belleza y misticismo en la bella región amazónica de Venezuela.

Ésta debido a un carisma especial que posee vivirá experiencias místicas con tribus del Amazonas como los yanomami. La novela irá relatando escenas clave de su vida con su gran amor, su apreciado exmarido, sus hijos y demás familiares y amigos.

Contado desde una capacidad descriptiva enormemente bella y detallada podremos deleitarnos con el panorama de la selva amazónica que su autora Mila Mendoza, nos relata.

Es una novela que describe las crudezas de la vida y la fantasía del mundo espiritual. Finalmente Mía tendrá un encuentro con los Amacoy que será el cúlmen de una obra cargada de sutilezas descriptivas y belleza en su adjetivación.

Además cada capítulo contiene una fotografía de la belleza natural amazónica que ofrecerá un mayor atractivo a su lectura.

Milagros Mendoza, su autora, nació en Tucupita (Venezuela). Posee una gran imaginación que ya desde niña se ve manifestada con la poesía. Estudió comunicación social en la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas.
.
Ha trabajado en televisión, ganó el Premio Nacional de Periodismo 1984. Su pasión por la tierra que la vio nacer hizo que creara fundaciones para ayudar a las etnias indígenas. ‘Amacoy, fantasmas del viento’ es su primera novela, un relato que combina magia y realidad muy recomendable que llenará tu lectura de belleza natural.

Para más: http://www.milamendoza.com